Beatriz Sánchez. Bualá Comunicación.

 In Conversaciones con agripina

¿Quién es Beatriz?

Soy una enamorada de la publicidad, el marketing y la comunicación. Tuve la suerte de trabajar en agencias desde que acabé la carrera en 2004. Empecé mi trayectoria en Avante de Publicidad, una de las agencias punteras en Sevilla es esos momentos, como ejecutiva de cuentas. En ella estuve cuatro años en los que me especialicé en la preparación y posterior gestión de campañas en el sector público. Luego estuve en La Caseta durante dos años como supervisora de cuentas, centrada en la gestión de cartera de centros comerciales a nivel nacional. Fue una experiencia apasionante y cargada de aprendizaje. De allí me ficharon en la consultora de comunicación Sizet Group, en la que no estuve mucho tiempo porque ya en esos momentos, me estaba picando el gusanillo de emprender.

Tras una larga trayectoria en agencias, siempre había querido estar al otro lado. En el lado del anunciante. Emprender con Bualá me ha dado la oportunidad de disfrutar de lo mejor de ambas facetas, con nuestro servicio de marketing externo. Funcionamos como departamento de marketing de empresas que no cuentan con esa estructura, aportando no solo el análisis y la estrategia, sino también la ejecución integral de las acciones y la evaluación de los resultados. La solución perfecta para PYMES que quieren impulsar su negocio. De esta forma, me he convertido en la responsable de marketing de diferentes marcas que han confiado en esta fórmula y me dan la oportunidad de verlas crecer cada día.

Sin duda, y tras más de 10 años, crear Bualá ha sido la mejor decisión profesional que he tomado. El ser la persona responsable de cada acción, decisión y también, por qué no decirlo, fracaso, me ha dado la oportunidad de ponerme en los zapatos de mis clientes. Entender sus problemáticas y necesidades y darles soluciones en materia de marketing, publicidad y comunicación. En definitiva, me permite ser un apoyo, una compañera con la que contar para cumplir sus objetivos estratégicos, para optimizar sus presupuestos y generar resultados a medio largo plazo.

Y en esa estamos, creciendo cada día junto a nuestros clientes que nos premian con su fidelidad y recomendación continua, sintiéndome afortunada de participar y dirigir proyectos apasionantes que suponen un reto constante.

¿Qué es Bualá? 

Bualá nace en 2011 como una agencia de marketing con un servicio 360º. Dábamos todo tipo de servicios tanto online como offline, y nos pasó una cosa curiosa en el mundo de las agencias: algunos clientes, una vez que acababa el proyecto concreto (el logotipo, la web o una campaña), nos pedían trabajos de forma continuada. Eso nos convirtió de manera natural en sus compañeros de trabajo gestionando todo lo que tenía que ver con el marketing y la comunicación de su marca.

Y de esta forma, Bualá evoluciona a un modelo de negocio con dos líneas muy concretas. Por un lado, gestionamos de forma externa los departamentos de marketing de pymes que no cuentan con esa infraestructura; y por otro, ayudamos a las que sí cuentan con un departamento interno, apoyando y ejecutando las acciones de sus planes.

Las ventajas para los directivos de las PYMES son muy claras: cuentan con un equipo formado por diferentes profesionales especializados en diferentes áreas del marketing y la comunicación en lugar de contar con un solo responsable. Además, externalizando el servicio aumentan mucho la rentabilidad ya que se ahorran los costes de estructura, de seguridad social, vacaciones, bajas… y convierten lo que sería un coste fijo en uno variable.

Para las marcas que sí cuentan con una figura responsable de gestionar el marketing, la ventaja es contar con un equipo de apoyo que le asesora de forma constante en la ejecución del plan de marketing. Optimizamos las acciones y mejoramos la productividad, ya que esa persona no tiene ni tiempo material para llevar a cabo todas las tareas, ni en muchas ocasiones, cuenta con la formación y conocimientos necesarios en todas las áreas.

Este servicio de marketing externo se adapta a cualquier sector y tamaño de empresa ya que contamos con planes personalizados para cubrir las necesidades reales de las compañías que se adaptan a los presupuestos.

Mejor proyecto o campaña de Bualá.

Me cuesta mucho elegir solo uno de los proyectos que hemos tenido el placer de desarrollar, pero quizás, si me tengo que quedar con uno, sería la campaña de concienciación “Que el juego no apague tu luz” que hicimos en 2020 para la Junta de Andalucía.

El acceso ilimitado a las tecnologías y al mundo online abren infinitas posibilidades, y la expectativa de ganar y la fantasía de control distorsionan la realidad hasta convertir el juego en una adicción.

Planteamos una campaña emocional, que hablaba de la espiral en la que entran los usuarios de juegos de azar con dinero, de una forma realista en la que el público pudiera sentirse identificado, especialmente los más jóvenes. Para captar su atención, optamos por una campaña que no dejara indiferente al público objetivo. Los jóvenes están saturados de publicidad, mensajes, etc., para ser efectivos debíamos impactar y alejarnos del tipo de piezas que suele hacer la Junta de Andalucía.

Una voz retumbaba en la cabeza de nuestro protagonista. Ejercía una influencia directa y acababa ganando fuerza hasta casi controlar por completo sus pensamientos y actos. La voz comenzaba siendo agradable, amiga, motivadora… pero conforme iba pasando el tiempo, empezaba a ser más agresiva, dañina, más oscura.

Esta voz es la adicción, que creemos que juega a nuestro favor, pero que finalmente acaba siendo nuestro peor enemigo si no sabemos decir basta. Una vez esta nos domina por completo, ya no tenemos escapatoria. Estamos solos y ni siquiera ella nos puede ayudar a salir. Es por eso que pretendíamos generar conciencia de este hecho abstracto, dándole peso físico y presencia dramática. Queríamos hacer ver, de alguna manera, cómo funciona la cabeza de alguien que está sufriendo una adicción y no es consciente de ello.

Una campaña de referencia.

Hay campañas realmente buenas, pero si me tengo que quedar con una es la de “Para todos” de Coca Cola.

Máxima expresión de creatividad a la hora de expresar el concepto, con un presupuesto mínimo de producción. ¡Redondo!

De hecho, aunque es de 2003 hoy día podemos ver otras campañas que hacen un guiño a esta publicidad mítica.

 

Comparte.