Distailor. Estoy AuGusto

 In Branding

Punto de partida: 

Es evidente que el año 2020 fue un año difícil para todo el mundo. Justo antes de la pandemia, recibí el encargo de dar forma por completo a una nueva marca de moda “Prêt-à-porter” con venta online. El encargo no era nada sencillo, ya que había que crear una marca de la nada (aún no tenían ni tan siquiera los diseños de las prendas que se querían vender). Empezamos a darle forma desde el naming, canalizando en él, la intención y el impulso de toda la marca. Justo en ese momento llegó un largo encierro para todos, que significó no tener las prendas hasta finales de año y con lo cual, el retraso del lanzamiento hasta ese momento.

Necesidades: 

El comportamiento digital de la marca estará basado en una estrategia que consiga posicionarla dentro de nuestro universo aspiracional y se dirija a nuestro público objetivo.

Diseñar un documento estratégico que ayude a marcar el camino a seguir para conseguir la meta y los objetivos que se establecerán conjuntamente para la marca.

Éste será un documento vivo que se irá revisando, rediseñando y ampliando a medida que la marca crezca para adaptar la estrategia a los cambios que se produzcan. 

Realizar un pequeño estudio de mercado acerca del comportamiento digital de marcas afines para conseguir establecer tendencias del mercado e identificar prácticas exitosas que se puedan adaptar a nuestra estrategia. Esto también servirá para establecer diferencias con las marcas competidoras diseñando una estrategia de posicionamiento diferenciado.

Había que crear todo un universo de marca con multitud de material online y offline, para que en su “pistoletazo de salida”, diera la sensación de una marca consolidada en el tiempo.

Planteamiento: 

Quisimos que ya en el propio nombre de la marca hubiera una declaración de intenciones.

El prefijo DIS proviene del latín y denota oposición o inversión del significado. Se utiliza para expresar negación, contrariedad y distinción.

TAILOR significa hecho a medida y está relacionada con la sastrería tradicional. La expresión conlleva una serie de connotaciones acerca de la calidad, y el buen hacer, pero también con unas normas establecidas, rígidas, con una forma de hacer las cosas anclada en el pasado, y que no se puede cambiar.

En nuestra marca, la negación se convierte en afirmación, ya que se opone a esta visión. DISTAILOR es una marca que bebe de las raíces de la sastrería a medida, del buen hacer y de su heritage, pero se opone a la rigidez, a lo establecido, y al miedo a evolucionar y a cambiar. Por eso el resultado del logotipo tachado, que se convierte en toda una reafirmación mostrando una negación. Con esto, nos apropiamos del tachado o la línea, como elemento gráfico que aparecerá siempre como parte de su lenguaje visual.

DISTAILOR llega con la convicción de que en la moda y en la vida, las cosas pueden hacerse de forma diferente, adaptándose a los nuevos tiempos y los nuevos públicos.

El objetivo principal ha sido construir un lenguaje visual propio, que sea reconocible y uniforme. A través de este lenguaje se logra tangibilizar la propuesta de valor y personalidad de la marca.

Implementación: 

Desde las redes sociales (Facebook e Instagram), se prepara al consumidor 2 meses antes del lanzamiento de la colección de salida. Se diseña un feed de Instagram rompedor, con pinceladas de nuestra identidad, contada a través de imágenes de inspiración, concepto, artistas, matices y sensaciones.

Se motiva al comprador con un par de concursos para conocer la marca y generar suscriptores.

 

Comparte.