ENRIQUE TORRES BALAO – COMMUNITY MANAGER EN EL TERRAT, OGILVY, LATE MOTIV.

 In Conversaciones con agripina

Estás acostumbrado a ‘representar’ a varias marcas a nivel digital, ¿Es complicado cambiar el chip al tener que representar una cultura de empresa diferente?

Efectivamente, tener que hablar en nombre de una marca, empresa o programa de TV supone una responsabilidad enorme que implica, entre otras cosas, conocer perfectamente su filosofía y los valores que representa. Esta es una de las tareas más importantes de mi trabajo. No hablaría de dificultad pero sí es verdad implica un esfuerzo extra a la hora de comunicar un mensaje. El tono es fundamental en redes sociales y tengo la obligación de adaptarme a cada caso concreto con cuidado. La información que te da el cliente y la ayuda de los compañeros encargados de la estrategia es fundamental para hacerlas las cosas bien en este sentido.

¿Cómo fueron tus inicios en el rol de Community manager?

En mi caso, estudié publicidad y relaciones públicas en una época en la que Twitter estaba empezando en España. Prácticamente no me enseñaron nada de redes sociales pero desde el primer momento me interesaron como usuario. Cuando comencé a hacer prácticas algunas marcas comenzaron a comunicarse tímidamente en redes sociales y ahí vi una oportunidad para desarrollar una carrera laboral en un momento de crisis económica en todo el país, en la que yo andaba perdido en lo personal. Se dieron muchas casualidades, probé ese camino nuevo y hasta ahora, aunque después de muchos cambios y bandazos, sigo trabajando gestionando redes sociales de marcas.

 

¿Seguís un manual de estilo o tenéis total libertad creativa?

En Ogilvy cada cliente nos aporta su propia manual de estilo, tono, etc. Nosotros como profesionales también tenemos la responsabilidad de aportar ideas para mejorar o matizar este tono, pero siempre existe un control lógico por parte del cliente. Sin embargo, en Late Motiv en todo momento me han dado libertad para expresarme con mi propio tono. Son casos diferentes.

¿Hacéis un seguimiento de las métricas de vuestros contenidos de cara a tratar de seguir tendencias u optáis más por la inspiración del momento?

Una vez más hay que diferenciar entre Ogilvy y Late Motiv. En Ogilvy usamos herramientas para medir resultados constantemente. En el equipo de redes sociales de Ogilvy hay compañeros especializados en esta tarea, fundamental de cara a seguir mejorando y afinando a la hora de lanzar una campaña, sumarse a la actualidad, crear contenido, etc.

Sin embargo en Late Motiv se apuesta más por la inspiración, la naturalidad y la espontaneidad a la hora de sumarse al real time. La propia naturaleza del programa invita más a sumarse con libertad a la actualidad. Aunque siempre debemos hacerlo teniendo en cuenta el propio material que genera el programa.

Cirene Suárez Arroyo