Glitch junio.

 In Sin categoría

Nuestra campaña de junio está dedicada a la comunidad LGTBI.

El 28 de junio, es el día que se conmemoran los disturbios de Stonewall (Nueva York 1969), que marcaron el inicio del movimiento de liberación homosexual. Es una fecha muy singular y que cada vez tiene más aceptación en nuestro país.

Por suerte, en España, es raro encontrar publicidad homófoba desde todos los tiempos, por lo menos, publicidad televisiva porque en publicidad gráfica en prensa sí que hemos tenido. Por lo tanto, para la campaña de este mes, nos vamos a centrar en la publicidad errónea (sobre este tema), que, sí que hay en otros países, sobre todo en Estados Unidos, que incluso tienen agrupaciones políticas que son abiertamente homófobas.

DORITOS

Como un anuncio en un principio inofensivo y sin intenciones (mal pensado de base, o gestado de una mentalidad con muchos prejuicios), puede tener por lo menos dos lecturas opuestas entre ellas.

Si bien todo puede parecer inofensivo, los grupos de derechos LGTBI afirmaron que el spot discriminaba a los hombres homosexuales al sugerir que hablar con tus amigos no es apropiado. El grupo LGTBI presentó una queja formal solicitando que el anuncio de Doritos fuera prohibido en la televisión.

SNICKERS

Después de que dos hombres se besan accidentalmente, responden teniendo que hacer algo «varonil» en este lugar para la barra de chocolate Mars.

La Liga Anti-Difamación de Gays y Lesbianas dijo que el mensaje del anuncio era homófobo, y unos años después, Ad Age lo votó como el segundo peor anuncio de la Super Bowl de todos los tiempos.

En el tercer corte, se usa la figura del niño para expresar la falta de atención y de educación que podrían tener nuestros hijos en un matrimonio gay.

Por último, se ve la desesperación de sus personajes al saber que sus vidas se van a desmoronar cuando aprueben el matrimonio gay.

 

 

Comparte.